viernes, 17 de mayo de 2013

Me he vuelto a encontrar en Internet comentarios y artículos de personas que dicen ser nutricionistas y que aparentan conocer a fondo el tema de las dietas, y sin embargo siguen cultivando los mismos prejuicios y propagando las verdades a medias habituales que hacen de determinadas dietas, como la Atkins, la que yo sigo, poco menos que el diablo en persona. Bueno, pues me cansé. Y no, no soy nutricionista, ni siquiera pertenezco al ramo sanitario, pero soy seguidor de la dieta Atkins desde hace varios años y creo que la conozco lo suficientemente bien como para lanzarme a escribir este post.

El tema de la peligrosidad de las dietas hiperproteicas es carnaza permanente para quien parece ser no saben escribir de otra cosa. Partiendo de que el asunto no está ni mucho menos claro (se puede consultar la fantástica serie de posts de Luis Jiménez sobre el tema), se ataca a la dieta Atkins por ser una típica dieta hiperproteica. Y la dieta Atkins es hiperproteica... y más cosas también. Me explico.

La dieta Atkins tiene tres fases:

Una primera fase, llamada "Inducción", en la que se restringe seriamente la ingesta de hidratos de carbono, hasta reducirlos a una cantidad fija de 20 grs. diarios. Se supone que es una fase que ayuda al cuerpo a abandonar la "hidratodecarbonofilia", a regular la secreción de insulina y el nivel de azúcar en sangre, influencia en el apetito, etc, etc. Los términos técnicos están perfectamente explicado en el libro del dr. Atkins. En esta fase se recomienda el consumo de proteínas, grasas e hidratos de carbono con la limitación antedicha. El origen primario de las proteínas debe ser las carnes, el pescado, los huevos y lácteos. Así que esa frase que he leído por ahí acerca de "atiborrarse de chuletas de cerdo, morcillas y tocino" es estrictamente cierta, pero bastante tendenciosa. El seguidor de la dieta puede hacerlo, si es su gusto, pero la dieta NO OBLIGA a ingerir esos alimentos si uno no quiere. Puede, por ejemplo, comer pollo, pavo, conejo, salmón, marisco, pescado en conserva, atún, frutos secos, huevos, lácteos... Como se ve, todo "proteínas venenosas"... Ya.

¿Y qué hay de los hidratos de carbono?

Pues aún la mayoría de nutricionistas y dietistas, incluso médicos, advierte que la supresión de los hidratos en la alimentación no es buena. ¿Y quien ha dicho que lo sea, añado yo? En la dieta Atkins se ingieren hidratos de carbono, y quien diga lo contrario miente o no conoce la dieta a fondo. Y SE RECOMIENDA EXPRESAMENTE QUE LA FUENTE DE DICHOS HIDRATOS SEA LA VERDURA. Cierto que, durante la primera fase, la ingesta se reduce a sólo 20 grs., pero en fases posteriores se puede y debe ir aumentando dicha cantidad hasta que de repente interfiera en la pérdida de peso, límite que es particular y propio de cada persona.

Así que, además del supuesto peligro que origina consumir tanta proteína, en la dieta Atkins no se consumen hidratos, ¿verdad? Otra mentira que a base de repeticiones se ha convertido en axioma. PUES ES IGUAL, SIGUE SIENDO MENTIRA.

Expongámoslo gráficamente: ¿sabéis cuál es el equivalente en verdura a 20 grs. de hidratos de carbono? Pues una ensalada valenciana completa y 200 grs. de espinacas. O 2 endivias y 200 grs. de champiñones, más un pimiento y un tomate. O 200 grs. de coliflor, más un calabacín y una ensalada pequeña. O cuatro alcachofas y un manojo de ajos tiernos.... Poca verdura, ¿verdad? Seguramente más cantidad que en cualquier dieta baja en calorías de las que se pregonan por ahí. Y esto en la primera fase, la más restrictiva. ¿Os imagináis en las dos fases posteriores, mucho más permisivas? Pues eso.

¿Y qué más se puede comer en la perversa, venenosa y horrible dieta Atkins? Pues reproduzco un par de párrafos de su libro, correspondientes a un FAQ. Leedlos lentamente, no os dejéis nada, y quitaos de la cabeza los prejuicios.

"¿Cuando debo avanzar a la fase de Perdida progresiva de peso?

La siguiente fase despues de la Induccion es la Perdida progresiva de peso, cuando en cada semana agrega 5 gramos de carbohidratos a la cuota diaria en forma de alimentos ricos en nutrientes, como verduras, semillas y nueces y frutas con poca glucosa como las bayas. Puede dejar la Induccion y agregar mas carbohidratos a sus comidas despues de dos semanas de Induccion. O si permanece mas tiempo en la fase de Induccion y se aburre de las opciones disponibles, puede elegir cambiar a una desaceleracion de su progreso de perdida de peso con la que podra consumir una mayor variedad de alimentos. Por eso, en la primera semana de la Perdida progresiva de peso aumentara de 20 a 25 gramos de carbohidratos por dia; la siguiente semana a 30 gramos por dia y asi consecutivamente. Cambie los incrementos en forma semanal hasta que su perdida de peso se desacelere a una o dos libras (medio o un kilo) por semana. Aumentar su ingesta de carbohidratos lentamente le permite a su cuerpo seguir usando la grasa almacenada como combustible. Cuando le falten perder 5 o 10 libras (2,3 o 4,5 kilos aprox.) para llegar al peso que se establecio como objetivo, sera el momento de avanzar hacia el Mantenimiento previo. Ahora ampliara su rango de comidas y mientras tanto aprendera que puede comer sin aumentar de peso, agregando 10 gramos de carbohidratos por dia en incrementos semanales. Siempre y cuando siga perdiendo peso en forma lenta, casi imperceptible, podra comenzar a agregar verduras con almidon y granos integrales, como arroz integral o pan de harina de trigo integral. Sin embargo, si agregar estos alimentos le hace tener antojos o lo hace aumentar de peso, debera dejar de comerlos inmediatamente. Una vez que haya mantenido su peso durante cuatro semanas, habra avanzado a la fase llamada Mantenimiento permanente, en la que comera una dieta con todo tipo de alimentos. Ocasionalmente, podra darse el gusto de comer galletas, tortas, dulces y otra comida chatarra, pero en general seguira evitando los productos con azucar y harinas blancas, a fin de mantener su peso."

"¿Puede una persona con peso normal hacer Atkins?

El Metodo Nutricional Atkins es recomendado para mucho mas que perder peso. Casi todas las personas obtendran beneficios en su salud al restringir la ingesta de carbohidratos. Aqui le explicamos como adaptar Atkins a sus necesidades. Comience con la fase de Perdida progresiva de peso, en la que ademas de proteinas, grasas y verduras comera semillas, nueces y bayas. Si descubre que esta perdiendo peso, agregue verduras con alto contenido de carbohidratos, como yucas (ñames), nabos y zapallos de invierno. Tambien es importante considerar el indice glucemico (IG) de los alimentos. El IG es una escala numerica que le dice con que velocidad ingresa la glucosa en el torrente sanguineo despues de comer un alimento especifico. Tambien hay ciertas legumbres y frutas con un indice glucemico lento que puede incorporar, como las lentejas y la soja, las manzanas y los albaricoques (damascos). Para finalizar, agregue granos integrales. Mientras consume su cantidad normal de proteinas, agregue toda la cantidad de estos alimentos que desee, siempre y cuando mantenga su peso normal. Todos, no importa cuan delgados sean, deben evitar los carbohidratos vacios en forma de harina blanca o azucar refinada, que incluye a la mayoria de los productos empaquetados o procesados. De forma similar, sin importar cual es su peso, debe suplementar su dieta con vitaminas y minerales y seguir un programa de ejercicios regular."

Vale pues. Ahora pongámonos en la tercera y definitiva fase de la dieta (la llamada "de mantenimiento") y veamos cuál podría ser un menú típico para un día normal. Recordad, este menú sigue al pie de la letra los postulados y consejos de la "perversa y horripilante" dieta Atkins:

Desayuno:
Un café cortado con crema de leche, jamón y queso y una rebanada de pan integral.

A media mañana:
Una manzana

A mediodía:
Una ensalada valenciana completa (con aceitunas, tomate, cebolla, huevo duro y atún), aliñada con aceite de oliva, y una pechuga de pollo con endivias y pimientos fritos.

A media tarde:
Un café cortado con crema de leche y unos frutos secos.

Por la noche:
Un caldo de pollo casero y una tortilla de espinacas. Fresas.

(Cambiad la carne por el pescado que queráis y voilá).

(Disclaimer: a día de hoy tengo un importante sobrepeso. ¿Cómo es eso posible, si la dieta Atkins que sigo es tan buena y tan efectiva? Muy sencillo: porque el que falla soy yo, no la dieta. Cuando la sigo a rajatabla la pérdida de peso es espectacular y 100% segura, sólo que abundan las tentaciones a mi alrededor, y lo reconozco, soy débil si hablamos de comida y de placeres mundanos. Por eso, y a la vista de mi propia experiencia, recomiendo la dieta Atkins cuando se quiera bajar de peso rápidamente y no demasiados kilos (por ejemplo, un máximo de 10), pero una vez conseguido el objetivo, que os aseguro es más sencillo de lo que parece y de lo que os puedan decir por ahí, lo más saludable es hacer acto de contrición y NO VOLVER JAMÁS A LAS MALAS COSTUMBRES QUE ORIGINARON NUESTRO SOBREPESO. Con sólo eso, evitando los errores cometidos -que todos sabemos cuáles son, no finjamos-, nos mantendremos en nuestro peso y ganaremos en salud. Sin dietas ya, no harán falta).

martes, 14 de mayo de 2013

Muchos estamos cansados de escuchar a muchísimas personas comentar el carácter dogmático de la Ciencia, sus presuntamente inamovibles postulados, su enroque ante realidades que dicen alternativas y novedosas, su desapego de todo lo que no sea empirismo y experimentación. A fuerza de resultar pesado, comento otro ejemplo (otro más) de que la Ciencia es, en realidad, todo lo contrario, que es algo abierto a nuevas ideas, que se mueve con el mundo y con las personas, siempre en continua revisión y siempre en continuo avance. Y afecta nada menos que a Albert Einstein.