viernes, 12 de julio de 2013

PLANTEAMIENTO:
Sea una persona obesa, rellenita, sin llegar a ser mórbida. Héte aquí que esta persona, por circunstancias de la vida -normalmente banales- NECESITA perder tres o cuatro kilos de manera urgente. El ejemplo de la novia casadera, o del que va a pisar la playa en poco tiempo, son válidos a estos efectos.

NUDO:
Esta persona tiene dos opciones: una, consultar a un dietista-nutricionista, y dos, intentarlo por libre, guiándose por alguna de las múltiples dietas-milagro que pululan por los medios. Veamos cada uno de los casos por separado.